Cómo Limpiar Zapatillas Blancas

Las zapatillas blancas son un básico imprescindible en el armario de la mayoría de la población gracias a su versatilidad y a lo fácil que resulta introducirlas en cualquier look. Gracias a su color, combinan prácticamente con todo. Sin embargo es debido a su color también, que tienden a ensuciarse con más facilidad que las zapatillas de cualquier otra tonalidad.

La sensación maravillosa de tener unas zapatillas blancas nuevas impolutas, se va enturbiando con el paso de los días cuando, debido al uso, se van ennegreciendo y perdiendo ese color blanco y limpio tan característico del primer día y que tanto nos gusta.

¿Qué necesitamos para limpiar unas zapatillas blancas?

Dependiendo del tejido del que sean nuestras zapatillas, cuero (vegano o no) o tejido de tela (lona o similar), utilizaremos uno u otro material de la lista que detallamos a continuación, pero en general, esto es lo que necesitaremos para limpiar nuestras deportivas blancas:

  1. Bicarbonato 
  2. Vinagre blanco de alcohol
  3. Bol o recipiente
  4. Paño limpio
  5. Pasta de dientes blanqueante
  6. Cepillo de dientes
  7. Cepillo de limpieza

 ¿Cómo limpiar unas zapatillas blancas de tela y que no queden amarillas?

Si tus zapatillas blancas son de tela, tejido blanco como la lona o similar (o incluso cuero convencional) antes de nada quita los cordones y la plantilla interior, posteriormente necesitarás mezclar una cucharada de bicarbonato con un vaso de vinagre blanco y frotar tus zapatillas con el cepillo grande y esta mezcla hasta que queden limpias. Esta mezcla es blanqueante y hará que las manchas amarillentas que han quedado en tus zapatillas desaparezcan. Después enjuagamos y dejamos secar al aire libre.

¿Se pueden poner las zapatillas en la lavadora?

Generalmente no hay ningún problema en lavar tus zapatillas blancas (o de cualquier color) en la lavadora.

Por lo que, si todavía no quedaron lo blancas que nos gustaría, podemos meterlas a la lavadora en un programa corto de agua fría con un poco de jabón líquido o detergente.

CONSEJOS:

  • Si metemos una toalla junto con nuestras zapatillas evitaremos que se den golpes y se rocen con el interior del tambor de la lavadora.
  • Extrae la plantilla y lávala independiente de la zapatilla para limpiarla en profundidad.

Es importante dejar secar nuestras zapatillas completamente antes de poner los cordones, poner la plantilla y volver a usarlas.

¿Cómo limpiar la suela?

La suela es otra parte de las zapatillas que también se ensucia mucho y también deben ser limpiada en condiciones, por ello, os vamos a dejar un truco casero para dejar ésta parte de vuestras zapatillas lo mas blanca posible.

Para limpiar esta parte de la zapatilla necesitaremos un cepillo de dientes reciclado, cepillo de limpieza más grande y pasta de dientes blanqueante que sea de color blanco (no vale azul o verde). Frotaremos con la pasta y el cepillo de dientes por las partes más difíciles de la suela y con el cepillo de limpieza por las partes más grandes como la planta que va por el suelo hasta que quede limpia. Enjuagaremos bien y dejaremos secar al aire libre.

¿Cómo limpiar los cordones?

Los cordones también deben ser limpiados por otro lado y correctamente. Por ello, debemos quitarlos de nuestras zapatillas y lavarlos aparte.

Introduce los cordones en el bol o recipiente con 1 vaso de vinagre blanco y una cucharada de bicarbonato. Verás que hace una pequeña reacción en espuma. Déjalos en remojo durante 1 hora aproximadamente. Al pasar este tiempo, enjuaga bien con agua y déjalos secar al aire libre.